sábado, 26 de mayo de 2018

La escopeta de caza

Yasushi Inoué, La escopeta de caza (Ryoju, 1949)

1. El autor
Yasushi Inoué (1907-1991) es una de las figuras más reconocidas de la literatura japonesa del siglo XX. Galardonado con la Orden al Mérito Cultural, los Premios Akutagawa (1), Yomiuri y Noma, el Premio Literario del Ministerio de Educación y el Premio de Prensa Mainichi, ha sido miembro de la Academia de Japón, presidente del Japan PEN Club y vicepresidente del PEN International -la única asociación mundial de escritores-.
Aunque en castellano solo es posible acceder a una de sus novelas históricas (Furinkazan. La epopeya del clan Takeda) y a una recopilación de historias breves y poemas (Luna llena y otros cuentos), Inoué es autor de más de sesenta novelas y decenas de relatos.

2. La novela epistolar
La historia está construida a partir de los testimonios directos de cinco personajes. Sucesora de un subgénero de la novela que se hizo popular a partir del siglo XVIII, recurre a supuestos documentos reales escritos en primera persona.
Además de aumentar la credibilidad del relato, esta estructura facilita el análisis psicológico de los protagonistas, ahonda en su intimidad sin necesitar un narrador omnisciente y permite explorar la simetría y complementariedad de las distintas versiones de los hechos.

3. Dos conceptos clave
Gran parte de la literatura japonesa está impregnada por dos ideas estéticas fundamentales en el imaginario cultural oriental: mono no aware y wabi-sabi.
Mono no aware hace referencia a las emociones que la realidad material externa -los objetos, el paisaje, los sonidos de la naturaleza, etc.- puede evocar o generar en quien la percibe. En La escopeta de caza se establece constantemente relación entre lo que los personajes sienten y el contexto físico, y muestra cómo los estados de ánimo se modifican y/o se ven reflejados por ese entorno.
Wabi y sabi son conceptos relacionados con la simbología de los paisajes naturales y hacen referencia a la mortalidad e inevitables fallos de cualquier objeto o ser. Sin embargo, esta imperfección está relacionada con la idea de belleza; el desconsuelo al que se asocia su contemplación tiene un sentido positivo, como vía hacia la austeridad y la liberación de lo material. En lo relacionado con la obra de este mes, también se vinculan a la atención por lo pequeño y el detalle, que se convierten, para una mirada atenta, en elementos significativos de la realidad .

Edición japonesa de 2004
4. Los temas
Nos encontramos con cuatro cartas que incluyen una despedida y en la que sus autores intentan sincerarse por primera vez ante un lector que nunca volverá a ser interlocutor, del que se distancian para siempre.
La soledad planea sobre toda la obra: la sobrevenida y no deseada -en el caso de Josuke- y el aislamiento buscado conscientemente por Shoko y Saiko.
Pero, sobre todo, La escopeta de caza reflexiona, a través de la progresiva reconstrucción de un triángulo amoroso -en una época en que el adulterio era socialmente castigado-, sobre cómo damos sentido a nuestra vida reinterpretando el pasado y sobre la imposibilidad de saber qué piensan o sienten, cuáles son las motivaciones reales de las personas más cercanas:
(...) y cada uno de ustedes tenía sus pensamientos secretos pero se los guardaba.
Una estructura perfectamente calculada nos obliga a preguntarnos qué conocemos de la realidad, presentada como un caleidoscopio de imágenes siempre cambiantes en función del ojo que se asome a él. La referencia al haori de Saiko y la visita de Midori a su prima enferma se repiten en cada carta, aportando información diferente. No es extraño que Josuke se suma en la perplejidad al encontrarse de súbito con todo lo que desconocía...

5. La literatura japonesa
Si tras la lectura os interesa conocer algo más de la producción cultural nipona, podéis visitar el blog de la tertulia sobre Japón en la Biblioteca de Pamplona-Yamaguchi.
Es tarea imposible establecer un canon, pero os pueden dar pistas las obras comentadas en el libro de viajes En el barco de Ise, de Suso Mourelo. Se trata de una introducción accesible a la situación social, tradición estética y literatura del pais. Tuvimos la fortuna de conversar con él hace poco más de un año; en este enlace podéis encontrar el listado de las obras que seleccionó.

(1) Aunque la edición de Anagrama afirma que obtuvo el Premio Akutagawa con La escopeta de caza (Ryoju), en realidad lo recibió con un relato posterior, La pelea de toros (Togyu).

No hay comentarios:

Publicar un comentario